Web de aptíssima

Web de aptíssima
“En un mundo donde el pesimismo se vuelve común, todavía hay personas que creen en sus metas”

martes, 26 de febrero de 2013

De supermanes y kriptonita: Valores, nuestro mejor "plan de vuelo"



Hace unos días y tras leer -el efecto de supermán en los procesos de selección- en el blog de nuestro amigo Víctor Candel, me resultó curioso este tema y he querido seguir con este paralelismo entre personas y empresas de hoy en día.

En cierto modo todos somos supermanes en potencia. Lo que importa es que cuando nos rasguemos las vestiduras para sacar la capa y extendamos el brazo para volar la cosa funcione y no vayamos a quedarnos sin poderes a media altura, o bien porque efectivamente no estemos preparados para volar, o bien porque nos pongan la kriptonita justo al lado. Vernos como supermanes en potencia lo considero totalmente "lícito". Todos queremos desarrollar nuestro potencial. De eso se trata, de desarrollar nuestro potencial y de que no nos impidan este progreso; es más, que nos lo faciliten como punto de mejora personal y profesional. Esto pasa por desarrollar nuevos conocimientos, habilidades y por vernos alineados con los objetivos y valores de la empresa en la que trabajamos, felices y satisfechos de nuestro trabajo y de la empresa en donde lo desarrollamos.

Para mí las verdaderas cualidades importantes de un supermán son las que tienen que ver con su naturaleza, es decir, con los valores que representa: ser humilde, honesto, solidario, protector, siempre dispuesto a ayudar, con sentido de responsabilidad social, líder, entusiasta, colaborador, “con poderes” y al mismo tiempo conocedor de sus limitaciones (recordemos que Supermán al principio tenía pocos poderes, empezó levantando coches y saltando lejos, pero sin saber volar y todo eso se fue desarrollando con el tiempo). En definitiva un tipo que cree por encima de todo en la verdad y la justicia y que dedicaba su vida a hacer el bien.

En otro marco quedan conocimientos y competencias como “si sabe más contabilidad”, “si sabe 3 idiomas” o “si tiene un Máster en …”. Estos son otras variables a tener en cuenta en un proceso de selección o para el desarrollo de nuestro potencial, ahora, esos verdaderos poderes vienen de rasgarnos las vestiduras, de más adentro, de nuestro “yo”, de NUESTROS VALORES.

Actualmente en esta odisea de oferta y demanda de empleo hay supermanes que entran y salen de las empresas, que alzan el vuelo porque no se sienten alineados con las coordenadas de vuelo o porque en verdad no sabían volar. En tal caso de poco sirve tener un erudito en cuentas si luego nos enteramos que las manejaba maliciosamente o tener un contable de pacotilla que interpretase mal los datos. ¿Cuántos errores hubiéramos evitado si esos valores estuvieran por encima de la nota de su Master o por encima del valor de un alto cheque?

De ahí que los directivos contraten a profesionales externos de RRHH para valorar eso que a ellos se les escapa, que no es fácil de descubrir en un par de horas de entrevista personal o aún sabiendo que lleva varios años en nuestro equipo de trabajo. Y ahí la ayuda de un psicólogo de empresas o un profesional del sector de los RRHH es clave.

Les sugiero que si están realizando un proceso de selección y buscan supermanes, fuera y dentro de su empresa, o si quieren saber si hay kriptonita en su empresa que impide el desarrollo del potencial de sus empleados, contraten los servicios de un psicólogo empresarial. Sus beneficios:

* Descubrir y desarrollar el verdadero valor de un candidato, de un empleado, de un colaborador o de sí mismo.
* Estudio de clima laboral de su empresa para erradicar la kriptonita y garantizar un vuelo despejado, sin tormentas.

A la hora de realizar un proceso de selección recomiendo que realice una doble mirada: mirada  hacia  fuera buscando nuevos profesionales a incorporar en su empresa y mirada hacia dentro de su empresa desarrollando el potencial de sus empleados. Mire a los psicólogos empresariales como potenciadores de supermanes y verdaderos “destructores de kriptonita”.

Alinear VALORES, COMPETENCIAS y OBJETIVOS es de vital importancia para su empresa, y hoy en día aún más los primeros, puesto que por desgracia se han ido perdiendo en la calidad de los productos y servicios que las empresas ofrecen. Los VALORES nos sirven de guía en nuestro comportamiento diario, forman parte de nuestra identidad y van con nosotros al trabajo, a la calle, a nuestro hogar. Son nuestro mejor "PLAN DE VUELO" tanto personal como profesional.


Ah, para acabar este post, una curiosidad: circula por internet que la kriptonita realmente existe y que, a diferencia de lo que creemos, no es verde, sino blanca. ¡Lo que nos faltaba! que además de no reconocerla al verla, algunos crean que lo que tienen es un diamante en bruto.

Por último felicitar a Víctor Candel por su blog y agradecerle su aportación y solidaridad “aptíssima. Es un placer descubrir un delfín más en este mar de las redes sociales. 

domingo, 17 de febrero de 2013

“Un blog es como un ser vivo”



Esta frase se la escuché decir a Javier Gosende en una conferencia hace poco: “un blog es como un ser vivo”. Y lleva gran parte de razón, un blog nace, crece, se reproduce y … en el mejor de los casos alcanza la plenitud.

Nace de la ilusión y el calor de una noche, o de un momento de pasión. Los primeros meses y con nuestro “alimento” va creciendo a nuestra manera y con una gran carga genética de su autor-a.

Con el tiempo y a medida que va haciendo amigos, aún bajo nuestra supervisión, aumenta sus relaciones e interacciones, nos exige mayor atención y reclama independencia (quizá en este momento necesite mucho más de nuestro tiempo y dedicación). La búsqueda de su independencia le obliga tomar decisiones vitales para su progreso, a replantear nuevas perspectivas y valorar nuevos caminos.

Posteriormente, en su edad madura, busca profesionales que le aporten cantidad  y calidad (es la hora de los redactores). Su independencia ha llegado tanto económica como laboral, puede ser la hora de hacer negocios. Luego vendrán los triunfos y su merecido éxito.

Sin duda creo que un blog es como un ser vivo: nace, crece, se reproduce y alcanza su máxima expresión cuando le llega su independencia económica, el reconocimiento de los mejores y su contador de visitas es como un hotel de calidad, donde todos los días entran clientes, que marchan con gran satisfacción y recomiendan su estancia a otros “turistas” (usuarios).


Y usted, lector, se preguntará: ¿qué tendrá que ver que un blog sea como un ser vivo con la Psicologia del Trabajo? Yo le diría: ¿no cree que desarrollar aquello que nos apasiona en un mundo tan hiperconectado e innovador puede aportarnos tanta riqueza que el no hacerlo puede suponer perder un tren que va directo hacia nuestro desarrollo personal?

Considero que un blog, bien gestionado, puede ser una “aptíssima” herramienta de desarrollo personal y profesional al tiempo que trabajar en él nos motiva, nos hace mejorar y aprender nuevas perspectivas, nos hace conocernos mejor, nos hace aumentar nuestro rendimiento en el trabajo, nos descubre y alimenta nuestra verdadera pasión y lo más importante: nos hace compartirla. Sentir la satisfacción de aportar nuestro granito de arena al mundo, agradecer los comentarios recibidos de personas tan diferentes y llegar tan lejos y tan cerca como nunca imaginamos. De esta forma entiendo un blog como aprendizaje continuo, desarrollador de habilidades, generador de emociones y estimulador de actitudes que inciden positívamente en nuestros comportamientos. Y además ¿por qué no en un generador de ingresos económicos?

Desde aptíssima recomendamos que se ponga manos a la obra y se interese por cómo hacer un blog, como le he descrito podría ser una puerta abierta a un mundo de desarrollo exponencial. Por mi experiencia le recomiendo la tecnología de “Blogguer”, una manera gratuita, fácil y práctica para empezar a crear su blog.

Por último, quisiera despedirme con agradecimiento a quien me inspiró esta entrada con su frase de "un blog es como un ser vivo", JavierGosendeconsultor y formador en temas de Marketing en Internet, quien con gran oficio nos ofrece consejos  eficientes para nuestros blogs y en general para el Marketing on line (les dejo aquí su dirección):
 http://www.javiergosende.com/blog 

Y no olviden que si su blog está pidiéndole independencia le ha llegado la hora de contratar los servicios de un redactor. En este caso les sugiero contacten con Teresa de Vincenzo en su plataforma: 

jueves, 7 de febrero de 2013

"Cuando tu única herramienta es un martillo, todo te parece un clavo"

Hace unos días, conversando con un ingeniero nos surgió este aforismo de Abraham Maslow:




"Cuando tu única herramienta es un martillo, todo te parece un clavo"




Nos surgió el tema al hablar un poco de romper con lo cotidiano, con lo que siempre acostumbramos a pensar, decir o hacer, con ver desde otro prisma la realidad, de incorporar nuevas herramientas a nuestro quehacer diario y a nuestro entorno laboral o no laboral.

Y es que tener sólo un martillo como herramienta no nos va a ayudar a romper con esa rutina laboral que no trae nada nuevo e inspirador, no nos va a hacer salir de ese círculo de confort famoso y que actualmente se nos puede convertir más que en un círculo en un agujero negro de oscuro futuro. Hay que ser MacGyver. Todo lo resolvía con su navaja suiza, su gran ingenio y sus conocimientos científicos, claro.

¡Cuántos profesionales hay hoy en día, que aun teniendo conocimiento y experiencia de lo que hay que hacer en su negocio, se sienten como sin recursos y con actitudes no muy adecuadas para sacar su negocio adelante!. Quizá sea porque nos acostumbramos a usar sólo el martillo cuando antaño teníamos una caja llena de herramientas que no aprendimos a usar. Herramientas que identifico con habilidades que poseemos y que hay que desarrollar porque si no, ya sabemos, ... se pierden.

Abramos pues nuestro ingenio y despleguemos nuestra navaja suiza, desarrollemos nuestras habilidades, sólo así encontraremos un mundo nuevo, con nuevas perspectivas, nuevas ideas, nuevos propósitos, nuevos hábitos y nuevos hechos. Porque si cambiamos nuestra visión de las cosas veremos clavo o tornillo y sabremos diferenciar si es mejor destornillador, martillo o cincel.

Coaching y Programación Neurolingüística son dos "aptíssimas" herramientas a tener en nuestra caja de herramientas.

Os dejo algunas frases de MacGyver en esta línea, espero que os gusten:

"Una buena relación es como un coche, tienes que trabajar en ella y usar las herramientas correctas".

"Puedes hacer cualquier cosa que te propongas siempre que pongas en ello tu mente"

"Otro día, un mundo entero de posibilidades"

Quisiera acabar con una anécdota muy curiosa que os la cuento al oído, en voz baja: La otra tarde mientras conversaba con este ingeniero, causal o casualmente, nos encontrábamos en una encrucijada a la que hoy he vuelto e irresistiblemente os la inmortalicé: C/ el Martillo esquina con C/ el Clavo.

¿Caprichos del Inconsciente o Sincronicidad?



sábado, 2 de febrero de 2013

"Muere lentamente ... quien no voltea la mesa cuando está infeliz en el trabajo"

Desde mi más profunda admiración y con esa sensibilidad que caracteriza a los poetas, siempre visionarios de un mundo que nos llegará, os dejo unos versos que alientan nuestro renacer en estos tiempos donde reinventarse es vital: 



"Muere lentamente
quien se transforma en esclavo del hábito, 
repitiendo todos los días los mismos trayectos, 
quien no cambia de marca. 
No arriesga vestir un color nuevo y no le habla a quien no conoce.

Muere lentamente
quien hace de la televisión su gurú. 

Muere lentamente
quien evita una pasión, 
quien prefiere el negro sobre blanco 
y los puntos sobre las “íes” a un remolino de emociones, 
justamente las que rescatan el brillo de los ojos, 
sonrisas de los bostezos, 
corazones a los tropiezos y sentimientos.

Muere lentamente
quien no voltea la mesa cuando está infeliz en el trabajo, 
quien no arriesga lo cierto por lo incierto para ir detrás de un sueño, 
quien no se permite por lo menos una vez en la vida, 
huir de los consejos sensatos.

Muere lentamente
quien no viaja, 
quien no lee, 
quien no oye música, 
quien no encuentra gracia en si mismo.

Muere lentamente
quien destruye su amor propio, 
quien no se deja ayudar.

Muere lentamente, 
quien pasa los días quejándose de su mala suerte 
o de la lluvia incesante.

Muere lentamente,
quien abandona un proyecto antes de iniciarlo, 
no preguntando de un asunto que desconoce 
o no respondiendo cuando le indagan sobre algo que sabe.

Evitemos la muerte en suaves cuotas,
recordando siempre que estar vivo exige un esfuerzo mucho mayor 
que el simple hecho de respirar.

Solamente la ardiente paciencia hará que conquistemos
una espléndida felicidad".

Desde internet hay quienes atribuyen estos versos a Pablo Neruda y otros a la poetisa Martha Medeiros.

Sabias recomendaciones que, junto a esta otra de La Fontaine, nos invitan a creer, crear y crecer:

" El ser humano está fabricado de tal manera que cuando algo enciende su alma, lo imposible desaparece."